7 razones para emprender

Cuando escuchamos historias de éxito de personas que convirtieron una mala situación o un reto en un mundo de oportunidades y lograron algo mucho más grande de lo que esperaban, algunos nos hemos preguntado, ¿será para mi?

 

El emprendimiento no es un camino fácil y puede ser aterrador considerar romper con los esquemas de lo que conocemos e intentar algo nuevo. Sin embargo, si te encuentras leyendo esto, es posible que estés cuestionando si tienes un buen motivo para hacerlo. Te facilitamos el proceso de decisión dándote 7 razones para emprender y armar tu propio negocio:

 

1. Tienes una idea que no te deja dormir y tienes la determinación de materializarla

 

¡Hay ideas que se nos meten a la cabeza y no nos dejan descansar hasta que las ejecutemos! La inspiración tiene el poder de energizar el cerebro y mantenerlo activamente pensando en ese algo que nos prendió el foco. Cuando a un emprendedor “le cae el veinte”, siente la urgencia de plantar esa semilla para manifestar la visión. A veces, otros consideran que esas ideas son locuras, como Bill Gates que desarrolló una computadora personal, o los hermanos Wright que inventaron una máquina voladora. Sin embargo, son esas las ideas que tienen el potencial de cambiar el mundo.   

 

2.Tu creatividad supera las limitaciones del mundo corporativo

 

Algunos que entran al ambiente corporativo, pueden encontrarse contra la espada y la pared cuando se trata de sus ideas y ganas de tomar iniciativa, y el quedarse estancados en procesos burocráticos. Puede también presentarse como un sentimiento de incomodidad con el esquema y la rutina. Al contrario, el emprendimiento te permite fluir y ejecutar a raíz de la inspiración, y donde hay libertad de ser uno mismo sin miedo. 

 

3. Buscas significado y motivación en tu día a día

 

Cuando el emprendimiento va de la mano con querer hacer del mundo un lugar mejor, la vida cobra un sentido mucho más profundo. Esa motivación cambia tu percepción y forma de vivir todos los días. Puedes llegar a encontrarte con muchas emociones y compromisos en un emprendimiento, pero el sentimiento de orgullo sobre tu creación y el impacto positivo que genera supera la angustia de cualquier reto al que te puedas enfrentar.

 

4. Quieres cambiar tu estilo de vida

 

Lo que en su momento nuestra sociedad nos presentó como “seguridad”, hoy en día, nos queda cada vez más claro que esa certidumbre no existe. Mientras que algunos descubren el emprendimiento por cambios abruptos, como el desempleo, otros descubren el emprendimiento simplemente dándose cuenta que existen otras formas de ganarse la vida, más allá del horario de 9 a 6 en una oficina y reportando a un jefe. El emprendimiento ofrece mayor independencia financiera, flexibilidad de horario, y la oportunidad de liderar tu trabajo y equipo. 

 

5. Tu emprendedor innato ha identificado una oportunidad o valor agregado en el mercado

 

¿Has identificado una necesidad o un valor agregado en el mercado que no ha sido cubierta aún? Esa es una buena oportunidad para aventurarte y emprender. En especial si sientes el impulso y motivación interna para ejecutar el negocio. Como diría Michael Gerber, el famoso gurú de los pequeños negocios, “El emprendedor ve oportunidades dondequiera, pero muchos ven sólo problemas. El emprendedor en nosotros está más preocupado discriminando entre las oportunidades, más de lo que él o ella fracasa en ver oportunidades.”

 

6. Tienes pasión por tu carrera y quieres tomar las riendas de tu crecimiento profesional

 

Si ya trabajas en algo que te gusta, pero sientes que no estás teniendo la libertad o espacio para seguir aprendiendo, creciendo y haciéndolo a tu manera en el ambiente en el que laboras, emprender puede ser una buena solución para ti. Puedes comenzar armando tu propia cartera de clientes, y descubrir una nueva forma de trabajar que te dará mucha libertad para seguir aprendiendo y maximizando tus habilidades. 

 

7. Cuentas con un hobby o negocio de lado que tiene potencial de crecimiento

 

Como la historia de “Jack y los frijoles mágicos”, si tienes un hobby o un negocio de lado que se ha estado moviendo con poco esfuerzo de tu parte y que te ha generado ingresos incrementalmente, es un potencial de negocio que posiblemente necesite de tu apoyo para ayudarlo a seguir creciendo y tomar forma. Esto puede ser cualquier cosa, desde algo que haces a través de tu talento artístico o algo que llegaste a hacer por aburrimiento. Así como Pierre Omidyar, el fundador de Ebay, que como desarrollador saltando de trabajo en trabajo en 1995, decidió lanzar una página de subasta para deshacerse de posesiones que ya no usaba y ocupaban espacio en su casa. Lo que originalmente a él le pareció inútil, se convirtió en algo de mucho valor para otros.

 

¿Estás listo para emprender? Si quieres recibir más contenido como este y aprender sobre eventos, suscríbete a nuestro newsletter.

 

¡Da el salto al emprendimiento!

SUBSCRIBE HERE:

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *