Como hacer un MVP (Minimum Viable Product)

Si eres un emprendedor con una idea, llegará el momento en que tengas que convertir esa idea en un producto para presentar al mundo. Un Producto Mínimamente viable o minimum viable product (MVP) es una versión mejor armada de un producto o servicio que funciona y demuestra su utilidad. Esto significa que tiene las características básicas, es funcional y cubre los requisitos mínimos que estableciste como emprendedor. La ventaja del MVP es que te permite comprobar tu hipótesis con menos dinero y esfuerzo. Las razones por las cuales te conviene hacer un MVP son:
  1. Puedes entrar al mercado más temprano, lo cual te da una ventaja competitiva

  2. Te permite hacer pruebas de la idea con usuarios para revisar si el producto resuelve sus problemas eficientemente

  3. Puedes trabajar efectivamente para desarrollar un producto final que integra la retroalimentación y sugerencias de usuarios.

Estos son los pasos para lograrlo:

  1. Identificar y entender las necesidades de tu negocio y del mercado

El primer paso que debes tomar es identificar si hay una necesidad por tu producto en el mercado, ya sea una necesidad organizacional o de cliente que cubre la brecha actual. Es necesario analizar a la competencia y lo que ellos están haciendo para ver cómo diferenciar tu producto del de ellos. Finalmente, debes establecer objetivos de largo plazo para que tengas claridad de lo que planeas lograr, y establecer un criterio de éxito. 

  1. Hacer un mapa de User Journeys

Para asegurar que tus usuarios tengan una buena experiencia con la primera iteración de tu aplicación o producto es importante hacer un mapa de trayectos de usuario, o user journeys. Esto te ayudará a ver tu producto desde la perspectiva del usuario, empezando desde abrir la app hasta realizar la compra dentro de la app. A partir de eso puedes diseñar la app para que sea más conveniente y cómodo para el usuario. Diseñar el flow y definir las acciones que el usuario debe tomar para completar el objetivo final asegura que no dejes nada afuera. En este paso debes identificar al usuario, identificar las acciones, e identificar el objetivo o acción final que quieres que tome el usuario.  

  1. Hacer un mapa de Pain and Gain

El mapa de pain and gain te permite identificar todos los puntos de dolor del usuario y las ganancias que obtiene cuando cada punto de dolor se cubre. Esta técnica determina si tienes potencial para agregar valor. Puedes enfocar tu MVP en estas áreas y dejar aquellas que tienen menos impacto para incorporar al producto más adelante. 

  1. Decidir qué características construir 

En este paso podrás discernir qué características incluir en el MVP y cuales dejarás como de más baja prioridad. Puedes preguntarte qué es lo que necesita y quiere el usuario para identificar y priorizar funcionalidades. Ten en cuenta que implementar demasiadas al principio puede afectar la experiencia de usuario. Aquellas que son necesarias son las que están conectadas con el objetivo final de tu producto. 

 

Después de lanzar tu MVP, lo más importante es recolectar retroalimentación de los usuarios, ya que te dirán en qué trabajar y te dará validación de mercado. La clave para un producto exitoso es seguir probando, aprender y medir, y seguir probando hasta que el producto esté finalizado. Si te interesa aprender más y recibir más contenido como este, suscríbete al newsletter. ¡Da el salto al emprendimiento!

SUBSCRIBE HERE:

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *